La importancia de tener un buen storytelling y combinarlo con una correcta segmentación

De primero de Marketing es que antes de realizar una comunicación hay que tener bien claro a qué audiencia queremos impactar, por ello es esencial realizar la correcta segmentación. Una vez hecho el primer paso es necesario crear un mensaje perfecto que resuelva las necesidades del público objetivo, en resumen se debe contar una gran historia.

Por lo tanto, una combinación de un contenido de calidad con una correcta implantación en cada uno de los canales será fundamental para alcanzar el triunfo. Además, el valor que tiene la calidad de las piezas con las que impactamos en una campaña es innegable.

Sin embargo, existen ocasiones que nos dan la oportunidad perfecta para crear una historia que atrape al usuario a la vez que le da valor a la marca. Si además de esto, se añade una personalización de de este contenido a cada canal, el resultado no puede ser otra cosa que el éxito.

marketing

Cómo crear un buen storytelling

Hay tres pasos principales para que un mensaje llegue a su objetivo: convertir esos mensajes en memorias, tratar de llegar con ellos a la parte adecuada del cerebro, contar una historia relevante y contarla bien.

Y es que todos los días nuestras mentes son bombardeadas con cientos de imágenes, videos, audios, todos ellos llenos de información, a través de medios tradicionales como la televisión, radio o revistas, así como más nuevos, como el Internet, Social Media, entre otros. Existen demasiadas señales y la mente tiene que filtrar entre lo que es importante para cada uno y lo que no, decidiendo incluso ignorar completamente estos mensajes.

Por ello, no se puede solamente plasmar información en determinado medio y esperar que tenga cierto resultado, se debe aspirar a ser memorables. Se debe ser estratégicos al crear mensajes no sólo buscando atraer la atención, sino mantenerla y que ese mensaje tenga un fondo que permita a la persona que lo recibe involucrarse y hacerlo suyo.

storytelling

Las características del segmento ideal

El segmento ideal tiene unas características definidas en cuanto a comportamiento y perfil demográfico. Por ejemplo, parejas de jubilados, profesionales con alta movilidad entre 30 y 60 años, estudiantes universitarios, familias con hijos pequeños…

En cuanto a los clientes corporativos, deben clasificarse en función de su área de actividad empresarial, ventas anuales y número de empleados.
Es lo bastante grande, en términos de ventas potenciales, como para justificar una estrategia de marketing específica con recompensas y presupuesto adecuados. Entre los miembros del segmento hay individuos a los que se puede motivar con recompensas rentables capaces de modificar su comportamiento de forma beneficiosa para la empresa.

En un segmento ideal, los datos apoyan eficientemente la definición del segmento y las tácticas de marketing emprendidas. Su rendimiento se puede medir a través de grupos de control: las empresas deben contar además con responsables para cada segmento, personas que dediquen su tiempo o parte de él al seguimiento y actualización de los datos de este segmento.

Ahora que ya conoces las herramientas fundamentales para tener éxito en tu campaña de marketing solo tienes que ponerlo en práctica. ¡Vamos!

Y si te surge cualquier duda, por favor ponte en contacto con nosotros ¡estaremos encantados de ayudarte!